Cuando en marketing online se hace referencia al término monitorizar se suele aludir a los conceptos de control y análisis de todas las acciones que ocurren en una página web. El concepto de monitorización está asociado directamente con el proceso de investigación para observar qué ocurre en un sitio web.

Esta tarea de monitorización es una de las tareas más difíciles y que más preparación exige por parte de los webmasters. En esta fase de monitorización es donde los propietarios de un portal o community managers deben tomar decisiones, ya sea para modificar el plan de acción, para cambiar el modo de trabajo o para seguir adelante ejecutando el trabajo que se está haciendo hasta ahora.

Aunque muchos usuarios omiten esta parte, lo cierto es que la monitorización es una parte necesario de toda campaña online, ya sea para realizar una estrategia de posicionamiento seo en buscadores, para analizar el éxito de los anuncios de Adwords o para comprobar el triunfo de la inversión en redes sociales.

Entre las ventajas fundamentales de llevar a cabo un proceso de monitorización podemos destacar los siguientes aspectos:

  • Extraer un análisis exhaustivo de lo que ocurre en nuestra web
  • Tener acceso a poder tomar decisiones sobre la campaña de visibilidad online
  • Extensa perspectiva sobre lo que está ocurriendo en nuestra página web

No obstante, es importante tener en cuenta que los datos por sí solos no sirven para nada, es decir, no cuenta mucho saber que tienes 800 visitas diarias si al fin de mes no se cumplen los objetivos establecidos al principio de la estrategia que consistían en obtener un retorno de la inversión de un 2%.

Los procesos de monitorización se realización siempre a través de herramientas online profesionales que permiten obtener datos y estadísticas fiables sobre lo que ocurre en una página web. La plataforma más utilizada por los webmasters para analizar los portales de Internet es, sin duda, Google Analytics.