Lo reconozco: hay términos en la jerga del marketing online que son liosos y pueden inducir a error por lo mucho que se parecen.

Por ello, hoy quiero explicar tres de los que más se parece y que en mi opinión, son los más importantes: SEM, SEO y SMO. ¡Comenzamos!

SEO

Las siglas SEO se corresponden con los términos Search Engine Optimization, es decir, en español ‘Optimización para motores de búsqueda’.

El SEO se conoce también como posicionamiento web, y consiste en trabajar una serie de técnicas para que una determinada web se consiga posicionar entre los primeros lugares de páginas de resultados en buscadores. Y cuando decimos buscadores estamos hablando principalmente de Google, que es el más utilizado, aunque también se tiene en cuenta el resto.

SEM

SEM es Search Engine Marketing, es decir, marketing con los motores de búsqueda. En este caso estamos hablando, para entendernos, de campañas de publicidad online en los motores de búsqueda. Y una vez más, cuando hablamos de buscadores nos referimos espcialmente a Google, el cual cuenta con su propia herramienta de campañas de publicidad online: Google Adwords.

Esto implica pagar a Google para aparecer en los primeros lugares, mientras que el concepto anterior, el SEO, no requiere pagar a ningún buscador, sino realizar técnicas que lograrán que una web suba de resultados de manera natural.

SMO

Con SMO nos referimos a Social Media Optimization, es decir, Optimización de Social Media. En este caso, lo que se trabaja con el SMO son las redes sociales como forma de hacer marketing para una empresa, página web o marca determinada.

A través de una buena estrategia SMO se pueden conseguir muy buenos resultados y ayudará a difundir un sitio web y a llevar una línea comunicativa concreta y coherente.