El espíritu emprendedor ha crecido mucho en los últimos años en nuestro país debido a la crisis económica que hemos estado viviendo durante casi la última década. Con la situación del desempleo y la motivación de tener una amplia formación, los jóvenes de nuestra época se han animado a montar sus propias empresas y sacar adelante sus negocios.

Pero no todos ellos lo hacen en España. Hay quienes prefieren invertir fuera de nuestras fronteras, por un motivo u otro. Quizás porque ven más futuro a su idea en países extranjeros o tal vez porque las condiciones de emprendimiento son mejores en otros lugares.

En estos casos, es muy importante contar con el asesoramiento de una consultoría que te ayude a gestionar toda la fase burocrática del inicio de tu nueva empresa en el extranjero.

Para qué sirve una consultoría de negocios en el extranjero

Asesoramiento económico

El asesoramiento económico es una de las partes más importantes a la hora de montar un nuevo negocio en el extranjero. No en todos los países existe el mismo estatus económicos, por lo que las cifras de gastos y beneficios pueden variar y es importante tener claro en qué términos nos movemos en el país donde estamos invirtiendo.

Asesoramiento legal

Cada ley tiene sus leyes, impuestos y normas a la hora de montar una empresa. Una consultoría de empresas en Bulgaria, por ejemplo, te ayudará a conocer los bajos impuestos y fáciles requisitos que existen en ese país.

Ayudas en los trámites burocráticos

Montar una nueva empresa en el extranjero es un proceso lleno de trámites burocráticos, que serán mucho más sencillos con la ayuda de una empresa especializada.

Idioma

El idioma puede suponer otro de los obstáculos a la hora de montar un negocio en un país extranjero, por lo que un poco de ayuda externa siempre vendrá bien.