Quizás sea una de las herramientas imprescindibles dentro de cualquier entorno de trabajo y/o estudio. Desde despachos, aulas, oficinas, papelerías, en la propia casa… las grapadoras son esenciales y muy utilizadas actualmente pero, ¿qué tipos de grapadoras nos podemos encontrar? Existen numerosos modelos muy diferentes y variados de grapadoras en función del trabajo a realizar o el perfil de la persona que lo vaya a usar y sus circunstancias.

En este sentido, a continuación vamos a resultar algunas de las referencias y tipos de grapadoras del mercado que más se usan a día de hoy y en qué se diferencia cada una de ellas.

Grapadoras de bolsillo

Quizás el ejemplo más común y que antes se nos viene a la cabeza. Podríamos definirlas como las grapadoras de toda la vida, las que hemos utilizado de normal en los trabajos de escuela o instituto. En parte por su simpleza, ligereza y por su comodidad para poderlas transportar en cualquier estuche. Son capaces de perforar un número limitado de hojas, pero para trabajos no muy complejos es la herramienta ideal, sobre todo para estudiantes y niños que están iniciándose.

Grapadora de sobremesa

Se trata de un modelo superior al anteriormente nombrado. Son las grapadoras tipo que podemos encontrar en despachos o cualquier escritorio. Un utensilio con nivel más profesional, que es capaz de grapar un mayor número de hojas y que resulta imprescindible para los trabajos de oficina donde se utiliza un gran tráfico de hojas y documentos.

Grapadoras de gruesos

Dentro de los tipos de grapadoras, este modelo va un paso más allá en cuanto a profesionalidad y eficacia se refiere. Las grapadoras de gruesos están diseñadas para grapar un volumen de hojas considerable, que pueden superar los 200 folios. Están pensadas para trabajos como despachos o notarias donde se requiere de un aparato de mayor resistencia y firmeza para agrupar grandes cantidades.

Grapadoras eléctricas

Por último, añadimos a la colección las grapadoras eléctricas como un modelo diferente y que tiene su mayor característica en la automatización del grapado. Al ser eléctricas, funcionan con pilas, permite un grapado rápido y efectivo para trabajos que requieren de un proceso de grapado continuo.